¿Mal olor en el fregadero?, consejos para evitarlo

¿Mal olor en el fregadero?, consejos para evitarlo
En cualquier red de aguas pueden surgir problemas, pero sobre todo provocarán incidencias aquellas que no sean bien cuidadas por los inquilinos. Uno de los problemas comunes es el hedor que desprenden las tuberías, y que surge a través del sumidero de la fregadera, el lavamanos, el bidé... Estos desagradables olores se provocan por una acumulación de restos en el interior de las cañerías, restos esencialmente orgánicos. ¿Mal olor en el fregadero?, desde empresas especializadas le proporcionamos consejos para evitarlo.

Lo más positivo es prever y que no se produzcan los malos olores... pero si estos ya están presentes, se puede actuar con posos de café, un producto cuyos restos ayudan a deshacerse de la suciedad en el interior de las instalaciones, la cual provocará hedores, atascos y otras incidencias que pueden resultar costosas, especialmente si se dan inundaciones. Los posos de café pueden dejarse caer por el sumidero día a día, de modo que arrastren los residuos pegados a la tubería.

Este método es natural y no perjudicial para las instalaciones, pero puede que en algunos casos no dé los resultados deseados, sobre todo cuando la obstrucción que provoca el olor es muy densa o está formada por residuos muy compactos. En estos casos, los usuarios pueden recurrir al método en el que se combina bicarbonato y vinagre, un procedimiento casero que da resultados satisfactorios en muchas ocasiones. Para realizar bien, hay que llevar a cabo todos los pasos con cuidado, dejando esperar el tiempo necesario para que la reacción entre el bicarbonato y el vinagre surta el efecto buscado. Primero se vierte (siempre por el sumidero seco) medio vaso de bicarbonato, luego medio vaso de vinagre. Hay que dejar pasar unos 20 minutos antes de verter el agua caliente salada. Si después de este trabajo no se da el resultado esperado, el usuario posiblemente tendrá que contactar con profesionales de las redes de agua.