Conveniencia de usar sosa para desatascar

Conveniencia de usar sosa para desatascar
Muchos usuarios se preguntan si es conveniente utilizar la sosa para desatascar. Lo cierto es que se trata de un producto abrasivo que pueden solucionar en poco tiempo importantes atascos, pero que también tiene desventajas. Entre el principal inconveniente, está el potencial peligro que pueden tener sus salpicaduras. Este inconveniente es fácil de solucionar: al realizar el trabajo con sosa, hay que salvaguardarse con guantes y con otra ropa que servirá para que las posibles salpicaduras no toquen cuello, brazos, pecho...

Además de ello, hay que evitar la presencia de niños o personas irresponsables mientas se realiza el desatasco con este producto. Cuando estamos perfectamente protegidos por guantes y ropa adecuada, procederemos a verter sosa por el sumidero. La medida de una tacita pequeña será suficiente. El sumidero tendrá que estar completamente seco para que la sosa no pierda su poder antes de actuar. El producto debe caer bien por el sumidero, y luego se echará 1/2 l de agua caliente o hirviendo. Al combinarse el agua caliente con la sosa, las obstrucciones cercanas al desagüe se verán reblandecidas y degradadas.

Entonces hay que esperar unos 15-20 minutos y echar agua corriente del grifo. Hay que ver si cuela bien o, por el contrario, sigue encharcándose en la instalación. En este último caso, puede que se necesite la presencia de profesionales, los cuales utilizarán agua a presión como uno de los métodos más solventes. Los profesionales de las redes de agua acuden allí donde más lo necesita, cuando no son factibles desatascos caseros con sosa, con levadura u otros productos caseros.

El agua a presión es de gran importancia no solo para disolver atascos, sino para lograr una exhaustiva limpieza de las tuberías en su interior. Además, a través de aparatos de inspección de redes, se llegará a cualquier punto de las cañerías, por alejado o difícil que este sea.